martes, 12 de abril de 2022


Derrotado por 1-0 en la ida, el Atlético Madrid, tildado de defensivo, de Diego Simeone pondrá toda la pasión posible el miércoles (19h00 GMT) para remontar al Manchester City de Pep Guardiola y alcanzar las semifinales de la Liga de Campeones.

Tras casi resistir a los esquemas tácticos ofensivos de Pep Guardiola en la ida de cuartos de final, Simeone apuesta ahora por el fervor del estadio Metropolitano, donde el Atlético nunca ha perdido un partido de eliminación directa de Champions, para intentar dejar fuera al finalista de 2021 y entrar en semifinales de la competición europea por primera vez desde hace cinco años.

Poco importan a los atléticos las críticas sobre su táctica defensiva en la ida, ya que con esta fórmula el club madrileño alcanzó dos finales de Champions (2014, 2016) y ganó dos Europa Leagues (2012, 2018) a las órdenes de Simeone.

El juego del Atlético de Madrid "quizá no es bonito de ver, pero es eficaz", resumió a la AFP el francés Thomas Lemar, centrocampista rojiblanco.

Una parte (al menos 5.000 plazas) del estadio madrileño estará cerrada el miércoles por decisión de la UEFA, que sancionó al club el lunes debido al "comportamiento discriminatorio" de algunos aficionados españoles. Un video difundido por el diario deportivo Marca muestra a aficionados atléticos haciendo un saludo nazi en el partido de ida en el Etihad Stadium.

- Motivación -

El ambiente del ruidoso estadio (68.000 plazas) no debería verse afectado el miércoles en Madrid, donde el City y el Atlético se preparan para un disputado partido.

Entre ambos duelos, los "Citizens" empataron en casa con el Liverpool (2-2) en un encuentro por el liderato de la Premier League, el domingo, mientras que los "Colchoneros" se vieron sorprendidos 1-0 en el campo de uno de los equipos que luchan por la permanencia, Mallorca, el sábado.

Ambos equipos, probablemente, estaban pensando en este duelo del miércoles en Champions, donde el Atlético podría seguir fiel a son hermetismo defensivo del partido de ida y apostar por los contragolpes.

"¡Han jugado con dos línea de cinco! En la prehistoria, hoy o dentro de 100.000 años, atacar contra dos líneas de cinco será siempre muy difícil", había comentado Guardiola tras el triunfo en la ida.

Famoso por su poder de motivación y por su capacidad táctica, Diego Simeone deberá de nuevo buscar la fibra sensible de sus jugadores, tocar su orgullo, para transmitirles su sed de victoria. 

"No necesita darnos consejos (sobre el aspecto mental). Su discurso, su manera de hablar, su franqueza, nos permiten sobredimensionarnos", resumió Lemar.

- El recuerdo de 2016 -

"¿Usted ha conocido al Simeone jugador? Y bien, esa es la imagen del Atlético ahora. Es un equipo peleador, que lucha por cada balón, que no quiere perder, en un partido o en un entrenamiento... Es eso lo que nos quiere transmitir, no dormirnos en los laureles, y que la competencia entre nosotros nos haga siempre crecer", explicó el internacional francés.

Especialista en remontadas increíbles, el Atlético ha podido a menudo encontrar fuerzas en partidos comprometidos esta temporada en Liga: contra el Valencia en enero (3-2), contra el Getafe en febrero (4-3)...

Y si les hace falta una referencia, los rojiblancos pueden mirar en el retrovisor: en 2016, en la eliminatoria de cuartos de final de Champions frente al Barça de la "MSN" de Lionel Messi, Neymar y Luis Suárez, heredero de Guardiola y que defendía el título europeo, los "Colchoneros" perdieron por 2-1 en la ida, antes de imponerse por 2-0 en la vuelta y pasar a semifinales, en un año en el que caerían en la final (1-1, 5-3 en los penales) frente al Real Madrid.

La misma fase de la eliminatoria (cuartos), misma desventaja en la ida, mismo sentimiento de dificultad ¿Mismo resultado el miércoles?

 

 

CREDITOS  A DIARIO LIBRE