sábado, 2 de abril de 2022


 

Sólo hay persona cuyo presente y futuro parece importar más que cualquier otro jugador asociado con los Nacionales de Washington en este momento: Juan Soto.

El desempeño del segundo en la votación al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en 2021 y campeón de bateo en 2020 — quizás de número dos en el orden ofensivo del manager Dave Martínez — será primordial para determinar si esta será una temporada completamente perdida para los Nacionales, que vienen de terminar dos veces en el último puesto desde que ganaron la Serie Mundial.

“Cuando sale a batear todos prestan atención”, dijo Martínez.

El que el dominicano eventualmente firme una extensión de contrato multianual, antes de que el jardinero derecho de 23 años se convierta en agente libre en 2024 determinará la trayectoria de la franquicia.

“Hemos dicho que es su equipo. Es la cara de la franquicia y quiero que se quede a largo plazo", dijo el gerente general Mike Rizzo. “Entonces continuaremos con las conversaciones e intentar que siga con los Nacionales a largo plazo”.

Washington le presentó una oferta a Soto, quien es representado por el agente Scott Boras, por 13 años y 350 millones de dólares y que rechazó antes del paro patronal.

“No tuvimos un gran dialogo después de eso”, indicó Rizzo al inicio de los entrenamientos de primavera. “Pero nuestro lado tiene intención de retomarlo pronto. Es nuestra prioridad”.

Tiene sentido, dado que Soto es la principal luminaria Washington. Varios de sus astros fueron transferidos a la costa oeste en la fecha límite de canjes del año pasado, incluyendo a Max Scherzer y Trea Turner. Y Ryan Zimmerman, jugador con el cartel de embajador de la franquicia, se retiró.

Esto significa que los Nacionales buscan nuevo talento y esperan seguir adelante con el proceso al que Rizzo prefiere referirse como un “reinicio”.

 

DIARIO LIBRE