viernes, 18 de febrero de 2022


 

Con 23 años, de una familia dominicana de clase trabajadora, Juan Soto recién le dijo que no a una oferta que le garantizaría US$350 millones por 13 años con los Nacionales y ha recibido un apoyo masivo por la decisión. “Vale más de ahí”, es la oración común en redes sociales y conversaciones de seguidores del béisbol.

Lo que la fórmula de proyección ZiPS pronostica de Soto es de un futuro Salón de la Fama.

Entre 2022 y 2034, los algoritmos de ZiPS vaticinan que el dominicano tendrá una línea ofensiva de .299/.430/.600, que pegará 1,989 imparables de los cuales 493 serán cuadrangulares, que remolcará 1,779 carreras y acumulará 81.4 victorias sobre jugador reemplazo (WAR) en la versión de FanGraphs.

Para 2022, una WAR está proyectada a valer US$8.5 millones. Si ese número se mantuviera intacto, como estaría el salario de Soto si hubiese firmado, su producción hubiese tenido un valor de US$692 millones en la duración del pacto, casi dos veces lo que pagaría el club.

Para 2022, una WAR está proyectada a valer US$8.5 millones. Si ese número se mantuviera intacto, como estaría el salario de Soto si hubiese firmado, su producción hubiese tenido un valor de US$692 millones en la duración del pacto, casi dos veces lo que pagaría el club.

 

DIARIO LIBRE