miércoles, 24 de noviembre de 2021


 

Eloy Jiménez no había tomado un turno en Grandes Ligas cuando en marzo de 2019 los White Sox le garantizaron US$43 millones por seis campañas que pueden llegar a US$75 MM. Ronald Acuña solo acumulaba 111 partidos de experiencia cuando los Bravos, ese 2019, les garantizaron US$100 MM por ocho zafras.

Los Rays, el equipo con una ingeniería financiera tan efectiva que desde una ciudad de retirados y un estadio semivacío domina con una modesta nómina tres veces menor a Yanquis y Boston, han hecho del banilejo Wander Franco el jugador que se asegura más dinero, a menor edad en la historia del béisbol, con solo 70 partidos disputados.

Franco, un torpedero ambidiestro de apenas 20 años y 267 días, ha convencido a los dueños de los Rays, ex corredores de bolsa en Wall Street que analizan miles de veces cada inversión, de un pacto que le garantiza US$185 millones por 11 años (hasta 2031), que pueden llegar a US$223 MM si el equipo ejerce la opción por un año adicional.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE