martes, 6 de julio de 2021


 

El 7 de julio de 1998, Denver acogió por primera vez el Juego de Estrellas como premio a su nuevo parque de US$300 millones y a su entusiasta fanaticada que llevaba hasta 80 mil fanáticos al viejo Mile High Stadium. Entonces, Alex Rodríguez llegaba con 22 años a su tercera de las 14 visitas que hizo al clásico, Manny Ramírez y Pedro Martínez tenían 26 abriles y Sammy Sosa 29. La delegación quisqueyana la completaron Moisés Alou (31) y Bartolo Colón (25).

Casi cinco lustros más tarde, la representación dominicana que irá al Coors Field va encabezada por un cuarteto tan ilusionante que a menudo obliga a comparación con bates de tanto respeto como los arriba citados y que deja dormir tranquilo a miles de compatriotas fanáticos con lo que prometen.

El amigable parque para el bateo verá el estreno como All Star de Vladimir Guerrero Jr., y de Fernando Tatis Jr., con apenas 22 años, con el mérito añadido de que serán como titulares. Rafael Devers también se estrena en el evento y llega a los 24 años, mientras que Juan Soto llega a su primero a los 22, dentro de la reserva de la Liga Nacional.

Este grupo que creció viendo los palos de Alex, Manny y el final de Sammy y Pedro llega al certamen que distingue a los mejores de la primera mitad con la armadura como para sostener la marca país dominicana por buen rato.

El soberano público premió el bate explosivo de la mejor versión del samanense Devers en primera mitad (20 jonrones, 25 dobles y 68 empujadas) sobre el banilejo José Ramírez, que como reservista va a su tercer Clásico de Mitad de Temporada.

Nelson Cruz (Mellizos) asistirá por séptima vez y con un cuarto equipo (antes lo hizo con Rangers, Orioles y Marineros) con la oportunidad de convertirse en el jugador de mayor edad que dispara un jonrón en el certamen, hazaña que tiene de dueño al inmortal Cal Ripken Jr., en 2001, con 40 años y 10 meses. Cruz cumplió 41 el jueves.

Los relevistas Gregory Soto (Detroit) y Alex Reyes (San Luis) también debutan y lo hacen por su gran desempeño más allá de las cuotas por equipo.

Llegan los hijos

Con Guerrero Jr., será apenas la segunda pareja de padre e hijo dominicano que va a un Juego de Estrellas, tras Felipe y Moisés Alou.

Guerrero padre tenía 24 años cuando se estrenó en 1999, como reservista, con los Expos en la edición del Fenway Park. Entonces, Guerrero Jr., apenas tenía cuatro meses de edad.

La primera titularidad de la Tormenta de Don Gregorio llegó en el 2000, en Atlanta.

El mejor año en la carrera de Fernando Tatis padre fue 1999 cuando bateó .298, con 34 jonrones y 107 producidas para los Cardenales, pero en esa ocasión por el Viejo Circuito los antesalistas fueron el a la postre inmortal Chipper Jones (Atlanta) y el mexicano Vinny Castilla (Colorado), un héroe en Denver y que llegó a la pausa con 25 vuelacercas y 75 remolcadas rumbo a un año de 44 trancasos y 144 producidas.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE