viernes, 18 de junio de 2021


 

El comité organizador de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 señaló hoy que planea permitir el acceso limitado de público a los estadios, a pesar de que un grupo de expertos médicos ha desaconsejado esta medida por el riesgo de contagios de covid.

En una rueda de prensa ofrecida este viernes tras mantener una reunión con un grupo de asesores médicos, los organizadores de Tokio 2020 apuntaron hoy a su intención de que haya espectadores en las gradas de los estadios, una decisión que se espera que se formalice el próximo lunes.

Durante la reunión, los expertos señalaron que “la mejor forma de celebrar los Juegos sería sin espectadores, para no expandir el riesgo de contagios”, según dijo la presidenta del comité organizador, Seiko Hashimoto.

El grupo de expertos, encabezado por el principal asesor del Gobierno para la pandemia, Shigeru Omi, alertó sobre el peligro de que durante el evento vuelvan a repuntar los contagios que se encuentran a la baja en Japón en las últimas semanas, así como de la propagación de nuevas y más contagiosas variantes del virus.

En este sentido, los organizadores prevén imponer medidas para restringir el movimiento de los espectadores antes de las competiciones, como desaconsejar los desplazamientos entre diferentes ciudades o regiones niponas para asistir a las competiciones deportivas.

También se pedirá a los espectadores “que se vayan directamente a casa” después de ver en vivo las competiciones y que eviten ir a bares o restaurantes, entre otras medidas dirigidas a “restringir los flujos de personas” durante los Juegos, dijo Hashimoto.

La responsable del comité organizador destacó que se tratará de “medidas más estrictas” de las que se vienen aplicando en las ligas profesionales de fútbol y béisbol, competiciones que desde hace meses celebran partidos con público en las gradas.

Hashimoto también señaló que la medida final sobre el acceso de público en las gradas se enmarcará en las directrices del Gobierno para eventos multitudinarios, que fijan un nuevo y más estricto tope de 10.000 personas en los estadios.

Hasta ahora, las autoridades niponas permitían que los estadios acogieran hasta un máximo del 50 % de su capacidad, lo que supone que el Estadio Olímpico podía tener en sus gradas hasta a 34.000 espectadores.

Hashimoto señaló asimismo que se espera recortar aún más el número de responsables de comités y federaciones extranjeras que acudirán a Japón para los Juegos, hasta aproximadamente un tercio de los 140.000 inicialmente previstos.

El próximo lunes los organizadores celebrará una reunión telemática con representantes de los comités olímpico y paralímpico internacionales y de las autoridades niponas, con vistas a tomar una decisión definitiva sobre el público en las gradas, añadió la exatleta olímpica nipona.

Los anfitriones ya han decidido vetar la entrada a Japón de público extranjero durante los Juegos, además de idear un estricto sistema de testeo y de restricciones de los movimientos de todos los participantes en Tokio 2020 con vistas a prevenir contagios de covid.

 

 

 

 CREDITOS A DIARIO LIBRE