viernes, 28 de mayo de 2021


 AP

Los Angeles, Estados Unidos

Anthony Davis metió 34 puntos y capturó 11 rebotes, LeBron James agregó 21 unidades y nueve asistencias y los Lakers de Los Ángeles disputaron el jueves su primer partido de playoffs como locales en más de ocho años con una victoria de 109-95 sobre los Suns de Phoenix en el tercer encuentro de la serie.

Dennis Schröder agregó 20 puntos y los campeones defensores de la NBA, que se clasificaron de séptimos sembrados, adquirieron una ventaja de 2-1 con su segunda victoria consecutiva en la serie de primera ronda. Los Ángeles se alejó en el marcador de un Phoenix errático en la segunda mitad por segundo juego seguido, y una intensa ofensiva de los Suns al final del partido fue insuficiente.

“Fue bueno para nosotros, bueno para el equipo”, dijo Davis de los vítores que les dieron los espectadores. “Sólo podemos imaginar cómo será cuando haya 20.000 personas aquí. De todas formas fue sonoro, electrizante. Cuando podamos tener a todo el estadio aquí, a todos los aficionados gritando, sé que será aún mejor”.

El cuarto juego se disputará el domingo en Los Ángeles.

Deandre Ayton metió 22 unidades y capturó 11 rebotes para los Suns, segundos preclasificados, que se encuentran en un atolladero temprano en su primera serie de postemporada en 11 años. Phoenix también se vio afectado emocionalmente en el último minuto cuando Devin Booker y Jae Crowder fueron enviados al vestuario antes de tiempo.

Booker anotó 19 puntos con 6 canastas en 19 intentos, pero el estelar escolta fue expulsado cuando faltaban 35,4 segundos por disputarse tras cometer una falta flagrante sobre Schröder. Momentos después le marcaron una falta técnica a Crowder, y siguió a Booker fuera de la cancha después de que aparentemente intentó confrontar a Schröder.

Booker explicó su frustración secamente: “Estábamos perdiendo el juego. Queremos ganar”.

El entrenador de Phoenix, Monty Williams, reconoció que pueden mejorar.

“No fue un partido cerrado, pero llegamos a tenerlo a nuestro alcance”, señaló. “Y en esos momentos, todos nuestros muchachos saben que tenemos que ser mejores”.