miércoles, 30 de diciembre de 2020


 

El 28 de septiembre de 2018 el presidente del Comité Olímpico Dominicano (COD), Luisín Mejía Oviedo, hacía público, de manera sorpresiva, que en dos años más adelante dejaría la posición que por tres períodos ocupó a la cabeza de esa institución.

Ahora, 24 meses después, no dejó espacio para lo inesperado y al contrario cumplió lo que había prometido al anunciar que, en enero, de manera oficial, dejará al puesto principal de la casa olímpica, el cual ocupará el primera vicepresidente Antonio Acosta Corletto (Colin).

“Lo que he concluido es mi período, tal como lo anuncié”, dijo este martes Mejía a DL. “Más que cumpliendo una palabra, estoy haciendo lo que dije que iba a hacer”, dice y “me siento muy orgulloso, de las federaciones, de los atletas y de los entrenadores”, agrega.

Esa promesa pudo haberse cumplido meses atrás, pues estaba sujeta a la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio, malogrados por el coronavirus. “Soy víctima de la pandemia. Si no hubiera habido pandemia este proceso ya hubiera finalizado”, señala Mejía. Es por eso, que la organización de los Juegos de Tokio (2021) quedará “bajo su coordinación junto con la Jefatura de Misión”.

Y luego tendrá un asiento en el comité ejecutivo del COD, por ser miembro del Comité Olímpico Internacional. “Como miembro COI soy miembro de pleno derecho con voz y voto en el ejecutivo” del COD, que se reúne el primer martes de cada mes. “Es una decisión propia de retirarme, porque cuándo uno tendrá tiempo para uno”, indicó Mejía.

Luisín fue secretario del COD hasta 2002, año que fue electo como primer vicepresidente del organismo para luego pasar a ser el supremo de la casa, tras la renuncia del entonces presidente, José Joaquín Puello Herrera en 2003, después de los Juegos Panamericanos. Un mecanismo similar ocurre ahora, con Acosta siendo primer vicepresidente, puesto que ahora ocupará Luis Chanlatte.

Sin dolor de cabeza que lo atormente, Mejía deja el puesto. “Realmente me voy con la satisfacción de lograr resultados, que son en diferentes facetas, diferentes áreas. Cuando me marche me voy tranquilo y seguro del deber cumplido”, dijo.