viernes, 18 de diciembre de 2020


 

Por el criterio de porcentaje de ganados, la tabla de posiciones coloca al Escogido en cuarto lugar, a un juego y medio del primero que ocupan los Toros. Pero en la concentración escarlata apelan a las matemáticas y saben que si ganan dos de los tres juegos pendientes sus opciones clasificatorias se disparan.

Al otro lado del Quisqueya hay caras largas, pero los que han visto más béisbol como el gerente Junior Noboa se resisten a levantar la bandera blanca, se aferran a la voluminosa historia de remontadas épicas, con el alegato de que dependen todavía de sí mismo al quedarle ocho partidos. La fase regular del torneo debió terminar este sábado 19, pero la pausa de 10 y nueve días que tuvieron que hacer Gigantes y Licey por brotes del COVID-19 llevó a la Lidom a tomar la decisión de extenderlo hasta el 23 de diciembre.

De ahí que mientras el Escogido ya ha disputado 27 de los 30 juegos, las Águilas 25 y los Toros 24, los Tigres llevan 22 y los Gigantes 21. Las Estrella llevan 21, afectadas por posposiciones a causa de las lluvias.