martes, 3 de noviembre de 2020


Mediocre durante buena parte del encuentro, Tom Brady hizo lo que mejor sabe hacer en la segunda mitad del juego del lunes por la noche.

Brady lanzó pases de touchdown a Rob Gronkowski y Mike Evans para guiar a Tampa Bay a un triunfo el lunes 25-23 sobre los Giants de Nueva York y apoderarse una vez más de la marca de más envíos de anotación en la historia de la NFL.

Drew Brees, de los Saints, había rebasado a Brady el domingo, pero ahora el seis veces campeón del Super Bowl recuperó la cima con 561 pases de touchdown. La espectacular recepción de 8 yardas de Evans le dio a Tampa Bay los puntos de la ventaja.

Pero los Bucs (6-2) tuvieron que soportar momentos de drama antes de firmar la victoria. Daniel Jones guió a Nueva York (1-7) 70 yardas en 13 jugadas y se conectó con Golden Tate para un touchdown de 19 yardas a 28 segundos del final. La conversión de dos puntos fracasó después de que los oficiales optaron por no cobrar una aparente interferencia de pase a la defensiva.

Brady y Gronkowski se habían combinado minutos antes para un pase de touchdown de 3 yardas en el que Gronk controló el balón apenas tiempo suficiente. Eso convirtió a la dupla en la segunda con más touchdowns con 93, 21 por debajo de Peyton Manning y su receptor estelar con los Colts Marvin Harrison.

Brady fue incapaz de conectarse con Evans en la conversión de dos puntos, pero los Bucs igualmente se pusieron en ventaja 15-14-

Después de que Nueva York recuperó la ventaja con un gol de campo de 33 yardas de Graham Gano, Jones se vio bajo presión y lanzó un pase apresurado en dirección de Tate y que fue interceptado por Sean Murphy-Bunting en la yarda 33 de Tampa. Eso dejó el escenario listo para la marcha de 66 yardas que culminó con el touchdown a Evans.

Jones tuvo dos costosas intercepciones, que lastraron un sólido esfuerzo de la defensiva de Nueva York.

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE.