martes, 24 de noviembre de 2020


 

El domingo, el COVID-19 y las lluvias se compusieron para dejar espacio a que solo se disputara el Águilas-Escogido. Esto no restó protagonismo al béisbol en la opinión pública, puesto que entre el brote en Licey y Gigantes (que ya alcanza los 23 casos) y violaciones a las medidas del Gobierno para contener el virus peloteros fueron tendencias.

La Lidom suspendió ayer de forma indefinida a Wirfin Obipso, el cerrador de las Estrellas Orientales, quien fue detenido por la Policía Nacional en San Pedro de Macorís mientras violentaba el toque de queda, con el equipo de música de su vehículo a alto volumen.

El reporte da cuenta que el derecho, intentando resistir el arresto, golpeó la unidad policial en Quisqueya, y uno de los acompañantes apuntó a las autoridades con una escopeta que está a nombre de Obispo, de 36 años. Al líder histórico en rescates del club verde (43) también le fue retirado el permiso de transitar en el horario restringido que tienen los peloteros envueltos en el torneo.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE