martes, 17 de noviembre de 2020


Los Gigantes fueron los primeros testigos en este torneo del grito de guerra del Escogido. ¡Duro de matar! Un partido que los melenudos perdían 5-2 en el octavo terminaron remontando para imponerse 9-6 en 12 entradas en el Julián Javier.

Con un ramillete de cuatro vueltas en la décima segunda entrada, los rojos lograron su primera victoria del campeonato, empujado por el oportunismo de Jim Haley y Julio Rodríguez.

Ahora hay un cuádruple empate entre Escogido, Gigantes, Águilas y Licey con 1-1. Los Toros van con 1-0 y las Estrellas con 0-1.