jueves, 15 de octubre de 2020


 

Si los peloteros se contabilizaran como productos terminados por su lugar de origen entonces 28 de los 212 que pisaron por primera vez las Grandes Ligas esta recortada temporada dirían en su etiqueta de caja: “Manufacturado en República Dominicana”.

De media, a esos criollos les tomó 5.8 años de trabajo en las ligas menores, desde el máximo de 11 a Domingo Tapia (Mets) hasta el mínimo de tres en Santiago Espinal (Blue Jays).

Un tiempo que el agente certificado Félix Luzón entiende que los equipos buscan reducir (y con ello costos) y parecen tener la fórmula para lograrlo; con firmas más selectivas (menos), herramientas que permiten identificar mejor el talento dentro de la reestructuración que se ha llevado de paso a 42 equipos de ligas menores

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE