sábado, 24 de octubre de 2020


 

Sam Darnold está determinado a volver como quarterback titular de los Jets de Nueva York el domingo ante los Bills de Búfalo si no tiene más complicaciones en su hombro lesionado.

El coach Adam Gase dijo que Darnold, quien entrenó de manera limitad durante tres días, estaría en observación para decidir si podrá jugar. El quarterback fue puesto en duda en el informe de lesionados del equipo.

“Las cosas van en la dirección correcta”, aseguró Gase. “Esperamos, salvo algún inconveniente, contar con él los domingos y este domingo”.

Darnold estuvo marginado los dos últimos encuentros debido a un esguince que sufrió en la articulación del hombro derecho en la derrota ante Denver, el primero de octubre. Regresó para terminar el partido, pero ha estado inactivo desde entonces y Joe Flacco lo ha sustituido como titular.

Los Jets tienen foja de 0-6 y han tenido dificultades en su ofensiva toda la temporada, incluso cuando Darnold estaba activo

A pesar de sus prácticas limitada el miércoles y jueves, Darnold mostró suficiente avance en su recuperación tanto que los Jets están optimistas de que pueda salir a la cancha.

“Se vio bien”, dijo Gase. “Es una de esas situaciones en las que no se ve nada alarmante o que parezca diferente. Estoy seguro de que él no se siente como en el juego 1 de la semana 1, pero no hay indicio alguno de que haya perdido velocidad. No lo he visto lanzar ningún balón en forma deficiente o que no alcance la distancia. No he visto nada así. Todo se ve normal”.

El jueves Darnold dijo que esperaba volver al terreno de juego, pero reconoció que aún sentía dolor en el hombro por momentos, “pero no la gran cosa. Creo que soy capaz de enfrentarlo”.

Gase dijo que el equipo tuvo que sopesar la situación con los médicos a fin de tomar la mejor decisión para Darnold y los Jets.

“No es que esté preocupado de que se vuelva a lesionar el hombro ni nada así”, dijo el coach. “Es más el hecho de que tiene dolor. Hay un poco de dolor del que no se ha quejado hasta el punto de decir que no debería de jugar”.

Los Jets tienen foja de 0-6 y han tenido dificultades en su ofensiva toda la temporada, incluso cuando Darnold estaba activo. Los Jets están en el último lugar o casi al fondo en varias categorías. Pero contar con el atlético quarterback de 23 años en la alineación da a Gase por lo menos cierta flexibilidad con las jugadas en contraste con Flacco, de 35 años.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE