miércoles, 28 de octubre de 2020

La UEFA recordó su oposición a un proyecto de 'Superliga europea', mientras que Josep Maria Bartomeu, el presidente dimitido del FC Barcelona, confirmó por primera vez la existencia del proyecto, un tema recurrente que favorecería a los grandes clubes.

El máximo dirigente del fútbol europeo, Aleksander Ceferin, "indicó claramente en varias ocasiones que la UEFA se opone con fuerza a una Superliga", indicó la instancia europea.

Esta vieja idea del fútbol europeo, que permitiría a los grandes clubes repartirse el pastel de los derechos de televisión

En el momento de arrojar la toalla al frente del Barça, Josep Maria Bartomeu anunció a la prensa que el club catalán había aceptado participar "en una futura Superliga europea entre clubes de fútbol", oficializando la existencia de ese proyecto de liga cerrada o semicerrada reservada a los clubes más poderosos del continente.

Los jugadores del Shakhtar se entrenan en el estadio Alfredo di Stefano en Madrid el martes, 20 de octubre del 2020. (AP/Manu Fernandez)

Esta vieja idea del fútbol europeo, que permitiría a los grandes clubes repartirse el pastel de los derechos de televisión, competiría de lleno con la Liga de Campeones y la Europa League, organizadas al amparo de la UEFA con un principio de meritocracia y de clasificación europea a través de los resultados en los campeonatos nacionales.

"Los principios de solidaridad, promoción, descenso y de ligas abiertas son no negociables. Es lo que hace que el fútbol europeo funcione y que la Liga de Campeones sea la mejor competición deportiva del mundo", replicó la UEFA.

La confederación europea rechaza "destruir" su competición reina y asegura que una "superliga de 10, 12 o incluso 24 clubes" se haría "inevitablemente aburrida" al suprimir el margen de sorpresa de que un club más pequeño sorprenda a los más poderosos.

Ante informaciones de prensa que evocan un apoyo a una eventual Superliga, la FIFA se remitió a las palabras de Gianni Infantino la semana pasada: "como presidente de la FIFA, me intereso por la Copa del mundo de clubes, no por la Superliga", aseguró en una entrevista al periódico suizo Aargauer Zeitung.

"Lo que me importa no es el Bayern contra el Liverpool, sino el Bayern contra Boca Juniors de Buenos Aires", afirmó, asegurando que desea dar a los clubes "de fuera de Europa" un "resplandor a nivel mundial".

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE.