sábado, 3 de octubre de 2020


 

Craig Stammen y otros ocho relevistas se combinaron el viernes para lanzar pelota de cuatro hits, en una actuación que impuso un récord y colocó a los Padres de San Diego en la ronda divisional de los playoffs, con un triunfo por 4-0 sobre los Cardenales de San Luis.

Los Padres ganaron el tercer y decisivo encuentro de la serie de comodines. No ganaban una serie de postemporada desde hacía 22 años, y enfrentarán a los Dodgers de Los Ángeles, sus rivales de la División Oeste de la Liga Nacional, en Arlington, Texas, a partir del martes.

Los nueve pitchers representaron la mayor cifra utilizada por un equipo que propinó una blanqueada en un juego de nueve innings en las Grandes Ligas desde 1901.