martes, 1 de septiembre de 2020

Baseball-reference.com hace valer con datos su nombre de referencia tan obligatoria de la MLB como lo explica su tráfico superior en un 25% al del sitio oficial de la liga y casi dobla a FanGraphs de acuerdo a Alexa.com. Hasta ayer tenía registrado a 19,843 peloteros que habían figurado en un partido del Big Show, de ellos 17,433 nacidos entre Estados Unidos y el resto en otros 56 territorios.
Si bien un reducido grupo de países concentran el grueso de esos 2,410 que vieron la luz del mundo fuera de la Unión Americana (Dominicana, Venezuela, Puerto Rico, Cuba, Canadá y México) también aparecen destinos no tradicionales como Afganistán, Austria, Finlandia, Letonia, Noruega, Polonia, Singapur y Eslovaquia.
Haití, que comparte la isla con la principal “fábrica” de talentos a la Gran Carpa, sigue sin figurar en esa la lista de BR, dado a que diferentes plataformas, físicas y virtuales, alimentan sus bases de datos de las guías de medios de los equipos, que no siempre identifican el lugar de nacimiento por el acta de nacimiento, cédula o pasaporte, sino por la menos rigurosa entrevista al pelotero donde él escoge el sitio donde nació.
Con más rigor
Sin embargo, si la lista se elaborara con las tarjetas de vuelos o el número de nacionalidades que tenga un jugador entonces habría un cambio en la distribución de países. Mientras Vladimir Guerrero Jr., tiene la ciudadanía canadiense, estadounidense y dominicana, Dave Roberts nació en Japón, Justin Masterson en Jamaica, pero comparten la de Donald Trump.
Estevan Florial, que debutó el pasado viernes con los Yanquis, tiene su documentación haitiana, desde el acta de nacimiento con la que firmó en marzo de 2015 e indica nació en Puerto Príncipe hasta el pasaporte que le ha permitido viajar a los Estados Unidos desde 2016, con las renovaciones anuales por visado de trabajo.
Baseball-Reference lo tiene en su sitio como el jugador 780 nacido en la República Dominicana que alcanza el Gran Circo. MLB.com también lo coloca en RD, al igual que CBS Sports, Yahoo! Sports, Wikipedia y otros sitios.
Pero Baseball America, conocida como la Biblia del béisbol menor, mantiene en su ficha la fecha de nacimiento de Florial el 25 de noviembre de 1997 en la capital haitiana, los documentos que sí reconoció MLB para aceptar la validez de su bono de US$200,000, ocho meses después de suspenderlo en 2014 al declarar ilegal el acta presentada como nacido en Barahona.
ESPN también mantiene a Puerto Príncipe como el primer lugar del mundo que vio.
El cambio
Hasta 2017, cuando llevó por primera vez la bandera haitiana al Juego de Estrellas del Futuro en Miami, Florial figuraba como el único jugador del país de Toussaint Louverture en los sistemas de ligas menores en Norteamérica.
No obstante, al llegar a los entrenamientos de 2018, el cotizado jardinero derecho que batea a la zurda pidió al equipo que cambie el lugar de nacimiento que figuraba en el Media Guide por Barahona, la provincia dominicana donde había crecido desde niño, donde estudió y donde su madre le dijo llegó al mundo.
La Liga Dominicana de Béisbol (Lidom) conoció su caso en 2017 para ingresarlo al sorteo de novatos nativos, tras haber jugado ese año en Clase A+ en Tampa, pero el expediente no incluyó documentos válidos. El jugador envió una carta a la Liga, pero al no encontrar soporte en el departamento jurídico no pudo aceptarlo, si bien tres equipos los ponderaron.
Una fuente cercana al jugador dijo a DL que en la actualidad trabaja en el proceso legal para obtener tanto la ciudadanía dominicana como estadounidense. Florial habla con una fluidez nativa el español y creole haitiano e impresionó hasta al equipo lo rápido que aprendió el inglés.





CREDITOS A DIARIO LIBRE.