sábado, 19 de septiembre de 2020


 

Si había un consuelo para los Celtics de Boston el viernes es éste: Entender que la ventaja de 2-0 que ostenta el Heat de Miami en la final de la Conferencia Este no garantiza nada.

Los Celtics aprendieron eso hace dos años ante Cleveland. Milwaukee lo entendió la temporada pasada ante Toronto.

Perder los dos primeros encuentros de la serie final del Este ante el Heat obviamente no es el escenario ideal para los Celtics. Pero tuvieron oportunidad de ganar ambos encuentros, además de que podrían contar otra vez con Gordon Hayward para el tercer partido, con la oportunidad de recuperarse en la serie.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE