sábado, 1 de agosto de 2020

Por un momento, pareció que Giannis Antetokounmpo se marchaba del partido, expulsado. Momentos después, estaba en la línea de castigo, dispuesto a dar la ventaja a los Bucks.
Antetokounmpo convirtió una jugada de tres puntos que rompió el empate en las postrimerías, y ayudó a que Milwaukee venciera el viernes 119-112 a los Celtics de Boston, en el duelo que marcó la reanudación de la actividad de ambos equipos en la campaña.
El astro griego sumó 36 puntos, 15 rebotes y siete asistencias. Milwaukee mejoró a 54-12 su foja, que es la más destacada en la campaña de la NBA, y se acercó a un triunfo de asegurar el primer puesto de la Conferencia del Este por segundo año consecutivo.

CREDITOS A DIARIO LIBRE