miércoles, 26 de agosto de 2020

El cuello de Novak Djokovic lució mucho mejor. Su tenis también.
El serbio doblegó el martes 6-2, 6-4 al local Tennys Sandgren para avanzar en el torneo Western & Southern. Con ello, el número uno del ranking mundial mejoró a 20-0 su foja en lo que va de este año.
“En realidad estoy gratamente sorprendido por la forma en que me recuperé y en que me sentía hoy, no sólo físicamente y en general, sino específicamente del cuello porque esto me estaba preocupando”, manifestó Djokovic, quien buscará su 18vo cetro del Grand Slam a partir de la próxima semana, cuando comience el Abierto de Estados Unidos . “Hace cuatro o cinco días, creo que tenía muchos problemas”.
Éste es el primer torneo de la ATP en más de cinco meses, debido a la pandemia de COVID-19. Aunque Djokovic recibió atención de un masajista y jugó algo errático el lunes en su primer partido, tomó el control el martes desde el comienzo ante Sandgren. Se salvó de los cuatro puntos para quiebre que enfrentó.
Este torneo se suele realizar en Ohio, bajo el nombre de Masters de Cincinnati. Se mudó a Flushing Meadows, la sede del U.S. Open, a fin de llevar a cabo dos torneos seguidos dentro de una “burbuja” sin espectadores.
Djokovic se medirá en los cuartos de final con Jan-Lennard Struff, el 34to del escalafón. 
 
Sobre Serena Williams

El ensayo para el U.S. Open no resultó muy alentador para Serena Williams. En un duelo nocturno, la estrella local se llevó la eliminación e hizo un berrinche monumental, antes de que los calambres le pasaran factura.
Se le llamó la atención por tomar demasiado tiempo entre cada punto. Fuera de sí, azotó la raqueta.
Luego, permitió que se le escapara la ventaja y terminó cayendo por 5-7, 7-6 (5), 6-1) ante Maria Sakkari. Fue el primer encuentro de Williams desde que se reanudó el tenis profesional.
Williams consideró que fue su culpa dilapidar la ventaja, y que ello le costó caro después, cuando su cuerpo resintió el desgaste en un duelo alargado a tres sets.
“Creo que eso no te ayuda mucho, cuando sabes que el partido está casi resuelto, que lo habías ganado, que tus piernas estaban ya cansadas y que ahora lo están más”, dijo. “Yo misma me puse en una mala situación. Fue como salir con un chico que sabes que apesta”.
Djokovic dio positivo de coronavirus en junio, luego de organizar una serie de partidos de exhibición en Serbia y Croacia. Hubo espectadores en esos encuentros, donde no eran obligatorias las medidas de distanciamiento social ni las mascarillas.
Djokovic se medirá en los cuartos de final con Jan-Lennard Struff, el 34to del escalafón.
El otro duelo de cuartos en la parte alta del cuadro será entre Daniil Medvedev, el campeón defensor, y el español Roberto Bautisa Agut, 8vo preclasificado.
Medvedev accedió a la ronda de los ocho mejores con una victoria 6-3, 6-3 ante Aljaz Bedene, quien accidentalmente le dio un pelotazo a un camarógrafo en las tribunas durante el segundo set.
El camarógrafo no evidenció resultar herido por el impacto de la pelota, pero el supervisor de la gira de la ATP compareció en la pista para determinar si se debía descalificar a Bedene. El esloveno recibió una advertencia por comportamiento antideportivo.
Bedene, el número 61 del ránking mundial que superó la fase previa del torneo, se acercó al camarógrafo tras el término del partido, saludándole con el puño.
Medvedev dominó el partido a voluntad. El tercer cabeza de serie no afrontó bolas de quiebre y ganó el 89% de los puntos cuando puso en juego su primer saque.
El año pasado, el título del ruso en el Western & Southern fue parte de una racha de seis finales consecutivas, incluyendo el subcampeonato del Abierto de Estados Unidos, perdiendo ante Rafael Nadal en la final.
También avanzaron a cuartos de final la estonia Anett Kontaveit (12da preclasificada) y la belga Elise Martens (14ta). Ambas se anotaron expeditas victorias.
Kontaveit despachó 6-3, 6-3 a la checa Marie Bouzkova y Mertens dio cuenta 6-2, 6-3 de la rusa Veronika Kudermetova.



CREDITOS A DIARIO LIBRE.