jueves, 9 de julio de 2020

Casi 200 jugadores ingresaron en la cancha para guardar silencio durante 8 minutos y 46 segundos, en señal de protesta contra la injusticia racial, antes de que la MLS retomara sus actividades futbolísticas el miércoles por la noche.
Los jugadores vistieron camisetas, guantes y mascarillas, todo en negro y con el lema del movimiento "Black Lives Matter". Las camisetas mostraban además otras consignas, como la de "negro y orgulloso", "el silencio es violencia" y "negro todo el tiempo".
Tras caminar hacia la mitad de la cancha, los futbolistas fueron levantando el puño derecho y conservaron esa postura por tanto tiempo que algunos tuvieron que hacer algunos estiramientos para recuperarse de la fatiga muscular después de la protesta.

CREDITOS A DIARIO LIBRE