jueves, 2 de julio de 2020

El Naismith Memorial Hall of Fame se estaba alistando para un año significativo, no sólo por la inminente elección de superestrellas como Kobe Bryant, Kevin Garnett y Tim Duncan sino también por la oportunidad de inaugurar su museo completamente renovado.
La pandemia de coronavirus echó los planes por tierra. La reapertura fue pospuesta dos meses hasta el 1 de julio y la ceremonia de inducción —que honrará de manera póstuma a Bryant junto al entrenador colegial Eddie Sutton— se pospuso también hasta octubre o incluso al segundo trimestre de 2021.

CREDITOS A DIARIO LIBRE