sábado, 25 de julio de 2020

Dusty Baker tuvo un debut triunfal como manager de los Astros de Houston, que jugaron por primera vez en una campaña regular desde que el desprestigio los asoló, y derrotaron el viernes 8-2 a los Marineros de Seattle.
Los Astros buscan dejar atrás un larguísimo receso de campaña, que incluyó la posposición de cuatro meses por la pandemia de coronavirus pero también el escándalo de robo de señales en el que se vieron sumidos.
Houston logró la victoria en el Minute Maid Park, el mismo recinto que pasó del entusiasmo a la decepción en octubre, cuando perdieron el séptimo juego de la Serie Mundial ante Washington,
Michael Brantley bateó un jonrón de tres carreras para apoyar la faena de Justin Verlander. Baker, de 71 años, se llevó la victoria en su juego número 3.500 de temporada regular como piloto.
Tomó las riendas tras el despido del manager AJ Hinch y del gerente general Jeff Luhnow. Ambos fueron primero suspendidos un año por su participación en la trampa durante la campaña de 2017, cuando los Astros ganaron su primera Serie Mundial, y también en 2018.
Abucheados y golpeados durante la pretemporada antes de que ésta se suspendiera en marzo por la crisis mundial de salud, los Astros no tuvieron problema el viernes.

CREDITOS A DIARIO LIBRE