martes, 28 de julio de 2020

El comisionado de la NFL Roger Goodell envió el lunes una carta a los aficionados en la que esbozó los planes de la liga para jugar en medio de la pandemia de coronavirus.
A medida que los veteranos empiezan reportarse a los campamentos de entrenamiento esta semana, Goodell señaló cómo el COVID-19 ha “puesto al mundo de cabeza”.
“El COVID-19 seguirá presentando un desafío importante para casi cada parte de la vida estadounidense. El fútbol americano no es la excepción”, escribió Goodell.
“En todo momento, nuestra prioridad ha sido la seguridad de jugadores, entrenadores, personal, aficionados y de nuestras comunidades. Nuestros planes han seguido las indicaciones de los expertos médicos y de las autoridades de sanidad, incluidos los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el grupo de trabajo de la Casa Blanca, gobernadores y funcionarios de salud estatales. A medida que hemos desarrollado nuestro manual de 2020 para el regreso del fútbol americano, la seguridad sigue siendo nuestra máxima prioridad; ese compromiso seguirá siendo primordial a medida que los jugadores regresen al campo”.
Nuestros planes han seguido las indicaciones de los expertos médicos y de las autoridades de sanidad
La liga y el sindicato de jugadores alcanzaron un acuerdo en torno a un plan el viernes de la semana pasada, luego de que se cancelaron todos los partidos de pretemporada. Las instalaciones de los equipos fueron cerradas por Goodell a finales de marzo y empezaron a reabrir con medidas de precaución hace unas semanas.
“La NFL en 2020 no se verá como en otros años”, añadió Goodell. “Los jugadores y entrenadores serán sometidos a pruebas del virus regularmente, incluido todos los días por un tiempo. Los partidos de pretemporada han sido cancelados. Todos en el entorno del equipo deben seguir rigurosos protocolos de salud y seguridad para mantenerse y a otros a salvo. Cuando haya un resultado positivo, se implementarán estrictas regulaciones para aislar y atender a ese individuo y contener el virus antes de que se propague”.
“Incluso los banquillos se verán distintos. Y, las directrices de salud estatales y locales ayudarán a determinar si los aficionados asistirán a los partidos. Estos ajustes son necesarios para reducir el riesgo para todos aquellos involucrados”, señaló el comisionado.
Goodell destacó la necesidad de adaptación en todos los niveles, citando como se realizó un draft virtual en abril. De igual manera, todos los 32 equipos llevaron a cabo sesiones de entrenamiento durante la temporada baja de manera remota.
La NFL ha optado por no crear un entorno de burbuja, algo que la NHL, la NBA, la WNBA y la MLS han hecho. Con las Grandes Ligas teniendo dificultades en su primer fin de semana de jugar con un plan similar al de la NFL, hay una ansiedad adicional sobre lo que la liga de Goodell ha planeado.
“Esta semana los campamentos de entrenamiento de todo el país están comenzando con sus actividades y antes de que lo sepamos, la temporada de la NFL habrá comenzado”, escribió. “Este siempre es el momento más optimista del año para nuestros aficionados y para todos los 32 equipos. En un año que ha sido sumamente difícil para nuestro país y el mundo, esperamos que la energía de este momento brinde un optimismo muy necesario”.