viernes, 17 de julio de 2020

El escolta estrella James Harden completó su primer entrenamiento con los Rockets en la burbuja de Orlando, a la que llegó más tarde que sus compañeros, y de inmediato respondió como líder del equipo sin sentir ningún tipo de condicionamiento físico.
A pesar de haber llegado cinco días después de que lo hiciese la mayoría del equipo, Harden sorprendió gratamente al cuerpo técnico al no mostrar signos de falta de preparación durante el entrenamiento.

CREDITOS A DIARIO LIBRE