miércoles, 29 de julio de 2020

A la espera de que este miércoles sea sometido a una resonancia magnética, el escolta Eric Gordon, de los Rockets de Houston, podría perderse al menos dos semanas después que la pasada noche sufriera un esguince en el tobillo izquierdo.
Según el entrenador de los Rockets, Mike D'Antoni, las primeras radiografías que le fueron hechas a Gordon nada más lesionarse dieron negativo.

D'Antoni admitió que era frustrante ver como se volvía a lesionar Gordon cuando mejor jugaba y se había recuperado de los problemas físicos que arrastraba antes que llegase el parón por la pandemia del coronavirus.
Gordon, de 31 años, se lesionó a falta de 1:08 par el final del segundo cuarto del encuentro de exhibición que los Rockets ganaron por 137-112 ante los Celtics de Boston.
Gordon, de 31 años, se lesionó a falta de 1:08 par el final del segundo cuarto del encuentro de exhibición que los Rockets ganaron por 137-112 ante los Celtics de Boston.
Ha sido una temporada difícil para Gordon, quien firmó una extensión de contrato por cuatro años y 76 millones de dólares con los Rockets en septiembre.
Gordon se perdió seis semanas después de someterse a una cirugía artroscópica en la rodilla derecha el pasado 13 de noviembre y anotó solo 14,5 puntos por partido, el promedio más bajo en sus cuatro temporadas con los Rockets, mientras anotaba un 37 por ciento con los tiros de campo y el 32% desde fuera del perímetro.
Los Rockets entraron en la burbuja de la NBA con la esperanza de que Gordon se convirtiese en su tercera mejor opción ofensiva tras James Harden y el base Russell Westbrook como parte del nuevo estilo de juego del equipo, que compite sin un pívot natural y tiene al ala-pívot P.J.Tucker como su número cinco.



CREDITOS A DIARIO LIBRE.