martes, 28 de julio de 2020

La temporada de Grandes Ligas tardó cuatro meses en comenzar, y ahora solo 72 horas después, podría terminar abruptamente.
El comisionado Rob Manfred debe decidir si retrasar la temporada 2020, posponerla hasta nuevo aviso o simplemente esperar que el brote de los Marlins de Miami se trate de un caso aislado.
Por ahora, Major League Baseball pospuso dos juegos programados para el lunes, el local de los Marlins contra los Orioles de Baltimore y el juego de los Yankees en Filadelfia vs. los Filis.
Los Marlins tienen al menos 14 positivos del COVID-19 entre jugadores y miembros del personal, y el equipo canceló su vuelo a casa desde Filadelfia después de jugar tres juegos allí.
Hoy se desconoce cómo ocurrió el brote con los Marlins, que jugaron partidos de exhibición en Atlanta antes de viajar a Filadelfia.
El brote, a principios de la temporada de 60 juegos, es la peor pesadilla del béisbol.
Hubo solo nueve jugadores que dieron positivo las últimas dos semanas, y solo 29 entre peloteros y miembros del personal (0.1%) han dado positivo desde el reinicio del béisbol, pero la prueba de fuego siempre iba a ser qué tan saludables podrían ser los equipos quedarse una vez empezado a viajar.
Bueno, después de solo tres días, la respuesta es siniestra.
El juego continuará, por ahora, pero MLB no tiene más remedio que estar en alerta máxima y cancelar más encuentros si incluso hay un olor de un brote.
En retrospectiva, MLB nunca debería haber permitido que los Marlins salieran al campo el domingo contra los Filis en el Citizens Bank Park después de que tres jugadores dieron positivo, solo dos días después de que otro jugador dio el mismo resultado.
El brote de los Marlins está creando miedo en toda la industria. ¿Cuántos jugadores más saldrán ahora? ¿La estrella de Los Angeles Angels, Mike Trout, la cara del juego, optará por no participar con su esposa esperando su primer hijo el 3 de agosto? Si Trout no juega, ¿cuántos seguirán?
La temporada de béisbol está en una encrucijada. No debe cancelarse todavía. Pero es el día a día. Un nuevo brote de equipo, y puede ser imposible, si no irresponsable, continuar.

CREDITOS A DIARIO LIBRE