sábado, 11 de julio de 2020

Otro partido sin margen de error afronta el Barça en Valladolid en este final de temporada en el que necesita ganar sus partidos y esperar el error del Real Madrid para aspirar a un título en LaLiga que cada vez lo tiene más complicado.
 Los de Quique Setién ofrecen sensaciones encontradas en su juego. Son muy irregulares, capaces de firmar algunos buenos partidos, como ante el Villarreal (1-4) y después atascarse ante rivales inferiores como quedó demostrado ante el Espanyol (1-0), al que derrotó con muchísimos problemas. Lo más positivo para los azulgrana es que por fin parece que el técnico ha encontrado con el dibujo ideal, un 4-4-2 con rombo y Leo Messi en el vértice como mediapunta.

CREDITOS  A HOY DIGITAL