sábado, 27 de junio de 2020

El Museo y Salón de la Fama del Béisbol reabrió sus puertas, tras permanecer cerrado durante más de tres meses por la pandemia de coronavirus.
El recinto ubicado en la localidad de Cooperstown, Nueva York, dejó de operar el 15 de marzo. El viernes, dio la bienvenida de vuelta a los visitantes, quienes debieron usar mascarilla, lo mismo que todo el personal.
Hay en oferta boletos que permiten a los visitantes reservar una fecha y hora específica de ingreso, con el fin de reducir las aglomeraciones en el vestíbulo principal y en el resto de las instalaciones.

CREDITOS A DIARIO LIBRE