miércoles, 17 de junio de 2020

Entre entrenadores y familiares de cotizados prospectos que recibirían desde cientos de dólares hasta millones este verano ya comenzaron las negociaciones sobre cómo afrontar el nuevo escenario establecido por las Grandes Ligas. Con enero 15 como nueva fecha para que los “Julio 2 de 2020” puedan firmar se presenta un panorama complicado.
De antemano el cambio de calendario que la MLB informó el lunes representa una carga económica para los programas, que tendrán que invertir en esos jóvenes siete meses más de utilería, alimentación, vitaminas, medicinas y pagos a los entrenadores.
En el caso de aquellos jóvenes de mayor precio por su cotización y desarrollo que llegarán a abril con 17 años, jugar su primera temporada en los Estados Unidos afectaría de forma considerable el dinero que recibirán.

CREDITOS A DIARIO LIBRE