viernes, 19 de junio de 2020

El plan de vuelta a la competición presentado por la NBA vuelve a ser cuestionado y esta vez por parte del sindicato de entrenadores que lo ven como 'perjudicial' de cara a los intereses profesionales futuros dentro de su gremio.
El sindicato teme que los nuevos estándares y pautas de la liga que podrían impedir que los empleados del equipo en categorías de alto riesgo para el coronavirus asistan al reinicio de la temporada en Orlando podrían 'poner en grave peligro' sus futuras oportunidades de empleo.
El director ejecutivo del sindicato (NBCA, en inglés), Dave Fogel, y el presidente Rick Carlisle, entrenador de los Mavericks de Dallas, tienen preocupaciones de que varios asistentes y tres entrenadores principales: Mike D’Antoni (Houston, 69 años), Alvin Gentry (Nueva Orleans, 65) y Gregg Popovich (San Antonio, 71) no podrán liderar sus equipos y algunos podrían enfrentar desafíos considerables para reanudar sus carreras.

CREDITOS A DIARIO LIBRE