martes, 9 de junio de 2020

El juicio en el que se ventilarán denuncias de encubrimientos de dopajes y de cobros sobornos en la cúpula del atletismo arrancó finalmente el lunes en París.
A lo largo de seis días, un tribunal parisino sopesará pruebas de que atletas rusos pagaron millones de dólares para ocultar sus presuntos dopajes y poder competir en los Juegos Olímpicos del 2012 en Londres y en otras justas.
Documentos confiscados indican que estos deportistas pagaron para que sus casos fuesen demorados si no directamente ignorados, según dijo el presidente del tribunal al presentar un caso con tentáculos que van desde Europa hasta Asia y África.Lamine Diack, quien fue presidente de la federación internacional de atletismo (conocida por sus siglas en inglés, IAAF) por casi 16 años, es uno de los presuntos receptores de sobornos. Diack, de 87 años, estuvo presente en el juzgado, luciendo un tapabocas blanco.
El tribunal descartó un pedido de un abogado de Papa Massata Diack, uno de los hijos de Lamine Diack acusado también de irregularidades, de demorar el juicio porque dos de sus abogados no pudieron asistir al proceso por las restricciones a los viajes asociadas con el coronavirus.
El juicio ya había sido aplazado en enero para que se incorporasen nuevas evidencias.

CREDITOS A DIARIO LIBRE