lunes, 25 de mayo de 2020

El sueco Zlatan Ibrahimovic, delantero del Milan, de 38 años, salió dolido este lunes del entrenamiento de su equipo en el centro deportivo de Milanello y en Italia se teme que pueda tener problemas en el tendón de Aquiles.
Tras retirarse del entrenamiento dirigido por el técnico Stefano Pioli, Ibrahimovic llegó a su coche caminando con dificultad, aunque sin necesidad de muletas, según se aprecia en unas imágenes difundidas por los medios italianos.
El delantero sueco, que regresó a Milán la semana pasada tras pasar la fase más aguda de la pandemia del coronavirus en Estocolmo, había conseguido el visto bueno para entrenar en el centro deportivo tras dar negativo en dos pruebas consecutivas.

CREDITOS A DIARIO LIBRE