martes, 26 de mayo de 2020

Aunque se trató de un entrenamiento voluntario y bien ligero, cerca de una docena de jugadores saltaron al terreno del Tropicana Field el lunes, señalizando “un paso en la dirección correcta”, de acuerdo con el timonel Kevin Cash.
“Creo que los muchachos se sintieron simplemente emocionados de volver a hacer algo a lo que están acostumbrados, dado que se trataba de circunstancias inusuales”, manifestó Cash, en una entrevista hecha por Juan Toribio y publicada en las páginas de MLB.com, “Fue gradable ver sonrisas por doquier”.
Éste fue el primer entrenamiento voluntario de los Rays desde el 17 de marzo, cuando el club decidió cerrar las puertas de su complejo primaveral en Port Charlotte, Florida tras recibir instrucciones de Major League Baseball.