lunes, 18 de mayo de 2020

Damon Wayans, actor y comediante norteamericano, cuenta lo que pasó tras el anillo conseguido por los Bulls en la temporada de 1998, el último antes de que el equipo se acabara separando y diluyendo. Michael Jordan realizó una gran serie contra los Utah Jazz y fue uno de los artífices de ese sexto título en ocho años, el segundo three-peat del equipo.
Una vez concluyó la serie y se proclamaron campeones, Jordan no dudó en hacer saber a todo el mundo que él fue el gran artífice de todo ello.
Al ver llorar a su compañero Joe Kleine, se acercó a él y le dijo: "¿Por qué lloras? Yo gané este campeonato por ti". Kleine no tuvo incidencia alguna en el juego de los Bulls ya que se quedó en promedios muy bajos. Apenas 2 puntos y 1,7 rebotes por partido durante la temporada 97-98, la del sexto y último anillo de la dinastía. No obstante, las lágrimas de Kleine son justificables ya que no todos los días se gana un anillo en la NBA, tengas el rol que tengas. Kleine era la última bala pero tenía el mismo derecho que 'Air' a emocionarse.