martes, 19 de mayo de 2020

Después de 10 semanas de ausencia, Cristiano Ronaldo se presentó el martes a la ciudad deportiva de la Juventus y salió sonriente al cabo de tres horas.
El cinco veces ganador del Balón de Oro debió cumplir un aislamiento de 15 días en su residencia de Turín tras pasar el confinamiento en su natal Portugal.
No había estado junto a sus compañeros desde que los líderes de la Serie A vencieron 2-0 al Inter de Milán el 8 de marzo, tras el cual viajó a Madeira, la isla donde nació.