martes, 28 de abril de 2020

No importa las vueltas que dé el dado en el aire, San Pedro de Macorís siempre queda bien parada cuando se contabiliza en cualquier tipo de ecuación su peso demográfico e histórico en el béisbol.
No conforme con tener garantizado su espacio en las enciclopedias como ciudad por donde desembarcó la disciplina en el país a finales del siglo XIX con marineros cubanos, es la tierra que vio nacer a luminarias como Rafael Batista, Ricardo Carty, Pedro Guerrero, George Bell, Joaquín Andújar, Sammy Sosa y Robinson Canó.
Ahora, una investigación de la Escuela de Ciudades de la Universidad de Toronto dispara a las nubes el espacio que ocupa la Serie 23 cuando se desgrana la procedencia de los peloteros que llegaron a las Grandes Ligas en el nuevo siglo, entre 2000 y 2019.