viernes, 10 de abril de 2020

El derecho dominicano Luis Severino ya ha comenzado sus trabajos de rehabilitación del codo derecho, luego de someterse a una operación Tommy John el pasado mes de febrero.
“Ya estoy haciendo ejercicios para el brazo, ya me quitaron el yeso después de la Tommy John. Espero estar de vuelta para el año que viene para el primer o segundo mes de la temporada”, dijo Severino en una entrevista para el programa Grandes en los Deportes, que se transmite por Escándalo 102.5 F
Severino se perdió seis meses de la temporada del 2019, afectado de problemas en el costado y apenas hizo tres aperturas en el año, una de temporada regular y otras dos en postemporada.
El quisqueyano de 25 años de edad, sin embargo, experimentó molestias en el codo durante los entrenamientos de primavera y el diagnóstico fue crudo: desgarre del ligamento ulnar derecho lo que obligaba una operación Tommy John que lo mantendrá fuera de juego al menos por 12 meses más.
Para el quisqueyano, el tema de las lesiones es algo que le ha hecho perder algo de su calma. “Es frustrante tener que lidiar con tantas lesiones”, comentó el hombre que en la temporada del 2018 tuvo marca de 19-8, con los Yanquis.
Precisamente luego de esa temporada Severino firmó un contrato de cuatro temporadas y US$40 millones con los Yanquis, pacto que para muchos fue “un traco” de la organización.
Dos años más tarde, y con apenas tres aperturas en registro, Severino explica su decisión.
“Ojalá todos los peloteros que los atraquen con contratos de US$40 millones. Agradezco a los que piensan que valgo más, pero pienso que era justo”, señaló.
Su firma como profesional. Severino fue firmado por los Yanquis casi a los 18 añois y recibió un bono de US$200 mil, el cual dice tomó la mitad del dinero que recibió lo depositó en una cuenta a nombre de su madre para construir una casa.
Cuatro años después de su firma, Severino ya estaba debutando en el Yankee Stadium.
“Mi meta era llegar a Grandes Ligas desde que firmé y lo hice cuatro años después de haber firmado. Y agregó: “Desde que firmé me olvidé de discotecas y fiestas, todos mis coros se hicieron de béisbol”, comentó.
La influencia de Pedro. Severino resalta que Pedro Martínez siempre fue su jugador favorito aunque antes de jugar de manera organizada era antesalista.
“Pedro Martínez siempre ha sido mi jugador favorito, pero cuando comencé a jugar pelota era tercera y seguía a Alex Rodríguez y a Robinson Canó”, dijo.
Martínez fue responsable, dice Severino, de llevarlo a otro nivel en su juego.
“Pedro Martínez le dio un giro de 180 grados a mi carrera. En un mes con él aprendí más que en toda mi carrera en ligas menores”, comentó.
También identificó a David Ortiz como el bateador que más lucha lo ha hecho coger en su carrera.
“Yo le doy gracias a Dios que David Ortiz se retiró. No hallaba forma de sacarlo out”, sostuvo.
Del Clásico. Lamentó que no podrá jugar en el próximo Clásico Mundial de Béisbol por su lesión del codo.
“Estaba 100 por ciento de intención de estar en el Clásico, pero no podré por la Tommy John. Sería un honor lanzar con la camiseta dominicana”, indicó.
Y reveló que siempre ha tenido la intención de lanzar con las Aguilas Cibaeñas, pero que nunca ha recibido el permiso.
De hecho, manifestó que solicitó lanzar la pasada campaña, pero no recibió el visto bueno.