miércoles, 22 de abril de 2020


Hace casi cinco años Juan Soto recuperó la confianza de los Nacionales de Washington en apostar fuerte al talento dominicano y en la actualidad su finca se encuentra en una fase de siembra tras una fructífera cosecha con nombres como Víctor Robles, Pedro Severino y Wilmer Difó.
El escándalo de adulteración de edad y distracción del bono a Esmailyn González en 2008 casi cierra la academia en el país, pero después de dar US$1.5 millones a Soto en 2015 el equipo de la capital estadounidense ha endosado cheques de siete dígitos a otros tres adolescentes criollos: Yasel Antuna (US$3,9 MM) y Luis García(US$1,3 MM) en 2016 y Pablo Aldonis, US$1 MM en 2019. Con todo y la incertidumbre que genera el COVID-19, los campeones mundiales estarían reservando el bono más alto que jamás han entregado a prospecto latinoamericano para el torpedero capitaleño Armando Cruz.
Baseball America habla de US$4 millones para ese fenómeno nacido en enero de 2004 y que juega desde que tenía nueve años en la Academia La Javilla, bajo la supervisión de John Carmona.