viernes, 10 de abril de 2020

Los nadadores estadounidenses, que han tenido que aplazar un año sus aspiraciones olímpicas, competirán por una plaza en los Juegos de Tokio del 13 al 20 de junio de 2021, anunció este viernes la Federación de natación (US Swimming).
Las pruebas olímpicas estadounidenses se llevarán a cabo en las mismas instalaciones de Omaha (Nebraska) en las que se iban a celebrar este junio, antes de que los Juegos fueran aplazados por la crisis sanitaria global generada por el nuevo coronavirus.
Las nuevas fechas para las clasificaciones fueron ubicadas una semana antes en el calendario de las previstas en 2020.