jueves, 16 de abril de 2020

Las renovaciones del Camp Nou y del Santiago Bernabéu inmersas en la incertidumbre: el FC Barcelona y el Real Madrid, que han iniciado obras faraónicas para renovar sus estadios, ven cómo pueden alterarse sus planes por la pandemia, pese a la vuelta de los obreros al tajo en España el martes pasado.
Mientras el fútbol espera la autorización de las autoridades para acabar la temporada 2019-2020 en verano, el Real Madrid y el Barça afrontan un dilema: una reanudación de los partidos supondría un frenazo a las obras de los dos clubes, que esperaban aprovechar la tregua estival para avanzar en sus remodelaciones.
En torno al Santiago Bernabéu, feudo del Real Madrid desde 1947, las grúas retomaron el trabajo el martes, tras una suspensión de dos semanas por la epidemia del nuevo coronavirus.La reforma del Bernabéu, que prevé envolverlo en una piel de acero y cubrirlo con una tejado retráctil, debía finalizar, en principio, en octubre de 2022, tras empezar en el verano de 2019. Las obras avanzaron durante la temporada sin afectar al calendario deportivo.