miércoles, 8 de abril de 2020

En ruta al oro olímpico, Félix Díaz debió sufrir múltiples frustraciones, producto de lo que considera “decisiones amañadas en su contra” por parte de jueces que actuaron en muchos de los combates que protagonizó en diferentes competencias internacionales.
“No sé cuántas veces, pero fueron muchas las ocasiones que pensé en el retiro”, confiesa el único boxeador dominicano en subir a lo más alto del podio en los Juegos Olímpicos.
Muchas peleas claves en la carrera amateur de Félix Díaz se definieron por un punto, pero nunca a su favor.
“Para que se me reconociera la victoria, tenía que darle a mi rival una soberana pela o ganarle por la vía del nocaut”, añade.
Sostiene, sin embargo, que Dios le tenía guardado algo muy especial. Se refiere a la medalla de oro que conquistó en los Juegos Olímpicos Beijing 2008.
Félix Díaz es el único atleta nacido en la República Dominicana que ha hecho sonar el himno nacional en el evento multidisciplinario más importante del planeta (los Juegos Olímpicos).
Ese privilegio lo comparte con el velocista Félix Sánchez, quien ganó dos medallas de oro (Atenas 2004 y Londres 2012), pero que nació en Nueva York, Estados Unidos.