jueves, 2 de abril de 2020

El COVID-19 ha sumido al mundo del tenis en un caos y numerosos jugadores consideran que ya se debería dar por acabada la temporada 2020, pero organizadores e instancias siguen estudiando posibles escenarios para reanudar la actividad.
Con la cancelación el miércoles de Wimbledon y de la temporada de hierba, los circuitos profesionales masculino (ATP) y femenino (WTA) están suspendidos hasta el 13 de julio... por el momento.
El US Open se mantiene por ahora en las fechas previstas (del 31 de agosto al 13 de septiembre), pero la Federación Estadounidense de Tenis (USTA) ya ha advertido que se prepara "para todas las eventualidades", en un momento en el que Nueva York se ha convertido en el epicentro de la pandemia en EEUU.