miércoles, 25 de marzo de 2020

Ser pelotero no era el principal sueño del estelar relevista dominicano Fernando Rodney.
25 años atrás, Rodney jugaba béisbol por diversión junto a un grupo de amigos en Samaná.
Cuando uno de ellos fue firmado, entonces los otros dijeron: “Si él pudo, nosotros también”.
En 1996, Rodney sale de Samaná rumbo a la Capital para darle forma a esa nueva carrera. Ya para 1997, el relevista había sido firmado por Ramón Peña por tres mil dólares. “No era mucho dinero, pero recuerdo que Peña me dijo que el bono no hace al pelotero. Y eso fue como un reto”, relata.
Se fue a Estados Unidos y quemó rápido cada una de las etapas hasta llegar a las Grandes Ligas.
De ahí adelante estableció algunas filosofías de vida: Trabajar duro, responsabilidad y una forma de ser entretenida.
“Llevarme bien con mis compañeros en todas partes ha permitido que yo siempre consiga trabajo”, dijo Rodney.
Clásico Mundial y la Serie Mundial. Ser parte del equipo de RD en el Clásico Mundial y ganar invicto con 8-0 en el 2013 ha sido algo grande e inolvidable.
“Recuerdo que Tony Peña dijo en una reunión: “El único puesto seguro lo tiene Rodney, quien tirará en la novena entrada. Eso me comprometió más y cumplí con mi rol”. “Me encontré dos fanáticos en la calle con dos plátanos y se los cambié por dos pelotas. Así nació mi rutina de levantar el plátano en cada partido”, dijo riéndose. Luego llegó la Serie Mundial del 2019 cuando se coronó con los Nacionales de Washington.
A su juicio, solo queda pendiente la marca de más juegos salvados de todos los tiempos para un relevista de RD. José Mesa tiene 321, Francisco Cordero 329 y Rodney posee 327.
“Yo puedo conseguir esos salvados. Será como cerrar por lo alto”, apuntó.
Piensa también seguir lanzando en RD y fácilmente se cuela a otro Clásico Mundial. Rodney fue entrevistado en “La Peña Deportiva” de Franklin Núñez en SuperBets.