lunes, 9 de marzo de 2020

Cuando se produjo la debacle por el escándalo de robo de señas que obligó a Alex Cora a renunciar como dirigente de los Medias Rojas de Boston, el equipo consideró entregar el puesto al tres veces ganador del premio Cy Young, el inmortal de Cooperstown, Pedro Martínez.
Sin embargo, Martínez declinó a la consideración, reveló el propio jugador durante una rueda de prensa en el Estadio Quisqueya Juan Marichal, donde hizo el lanzamiento de la primera bola como parte de las actividades del Dominican Game entre los Mellizos de Minnesota y los Tigres de Detroit el sábado pasado.
“Hubo comentarios de mucha gente, pero todo el mundo en Boston sabe mi modo de pensar, lo que es más conveniente para mí y mi familia. Quería estar al lado de mi familia y mis hijos y ser dirigente en Grandes Ligas es un trabajo de 24 horas, los siete días de la semana, en un estadio, en un avión o frente a una computadora y para mí eso es mucho tiempo y yo quiero pasar mi vida en el conuco con mi mamá, que frente a la computadora y pasando reportes”, dijo Martínez al responder preguntas de la prensa.
El también asesor de los Medias Rojas lamentó la salida de Cora, a quien consideró como una gran persona.
“Alex es una persona súper especial, súper rica en conocimiento de béisbol. Mientras estén las investigaciones es difícil entrar en detalles… pero es sumamente lamentable que gente como Alex Cora hayan tenido que pasar por ese momento”, indicó Martínez, quien también es comentarista de MLB Network.