miércoles, 4 de marzo de 2020

Los Medias Blancas de Chicago han tenido unas cuantas malas temporadas consecutivas.
Pero esos malos momentos parecen estar en vía de desaparecer, con los recientes movimientos que han realizado en la gerencia.
Cuando aseguraron a Eloy Jiménez por seis años antes de jugar su primer partido en Grandes Ligas, demostraron que tenían planes diferentes.
Este año volvieron a hacer lo mismo con el cubano Luis Robert, para jugar en el jardín central del equipo.
Trajeron para ser designado al dominicano Edwin Encarnación, con el fin de redondear un equipo que ya tiene a José Abreu y Yoan Moncada.
También lograron un cambio con los Rangers de Texas y agregaron a Nomar Mazara para los jardines.
Entonces cuatro cubanos y cuatro dominicanos forman parte de la alineación junto a un estadounidense en el campo corto Tim Anderson.
Los Medias Blancas proyectan terminar detrás de los Mellizos de Minnesota en la División Central, pero en béisbol todo es posible y si el pitcheo les responde, podrían dar un susto.
El pitcheo. Lucas Giolito sobresale como el estelar de la novena junto a Dallas Keuchel.
El dominicano Reynaldo López mostró grandes condiciones la pasada temporada y tiene un puesto garantizado en el grupo de los cinco que incluye también a Dylan Cease y a Gio González.
Como cerrador está programado Alex Colomé, quien tiene potencial para rescatar más de 30 partidos.
Los Medias Blancas están sembrando para un futuro muy promisorio. Quizás no cosecharán en el 2020, pero están dando los pasos necesarios para hacerlo muy pronto.