lunes, 9 de marzo de 2020

Nelson Cruz acompañó a los Mellizos de Minnesota en el viaje a la República Dominicana y ayudó a la victoria 7-6 sobre los Tigres de Detroit, sus rivales de la División Central de la Liga Americana.
Y se espera que en este 2020 ese sea un tema repetitivo: victorias de los Mellizos sobre los Tigres, y prácticamente sobre cualquier otro rival divisional.
Este equipo ganó 101 partidos la pasada campaña y luego de agregar a Josh Donaldson a la que ya era una de las mejores ofensivas de la Liga Americana, se espera que tengan aun mejores resultados.
Pero Cruz sabe que más que lo que se vea en el papel, lo que se haga en el terreno y qué tan saludables puedan mantenerse es lo que se traducirá en victorias.
“En papel nos vemos mejor, pero eso no quiere decir que tengamos mejor campaña. Esperamos en Dios que nos acompañe la salud para poder tener un buen desempeño”, dijo Cruz al conversar con redactores de Hoy en el terreno del Estadio Quisqueya Juan Marichal donde el sábado los Mellizos de Minnesota y los Tigres de Detroit se convirtieron en los primeros dos equipos que juegan en el país en dos décadas.
Cruz, de 39 años, viene de pegar 41 cuadrangulares como bateador designado de los Mellizos. Se encuentra en una excelente condición física y aunque le gustaría volver a jugar defensa, sabe que es poco probable.
“Estoy listo ya, llegué en buena forma… Es mejor llegar preparado que prepararse durante la temporada”, dijo Cruz sobre su condición física. “Año tras año uno tiene que implementar cosas nuevas y a través de eso, la experiencia es cosa clave”, agregó.
¿Está dispuesto a tomar su guante para el jardín derecho si es necesario?
“Si se da lo haré, pero ahora mismo parece que no, el año pasado no me dieron chance de jugar, pero ya veremos lo que sucede”, indicó.
También se refirió a la posibilidad de jugar en el Clásico Mundial de Béisbol del 2021, aunque prefiere poner su mente en otras cosas primero.
“Vamos a ver lo que sucede, hay que esperar que termine la temporada primero”, sostuvo.
Y sobre el juego en el país, dijo sentirse orgulloso de haber podido acompañar a los Mellizos en este hecho histórico.
“Esto es algo muy especial, algo que soñábamos todos los dominicanos y esperamos que no tengamos que esperar tanto tiempo para que suceda nuevamente”, indicó.