lunes, 23 de marzo de 2020

Para las instancias olímpicas, Tokio era la sede "mejor preparada" que habían conocido. Pero nadie podía anticipar hace un tiempo que la pandemia del nuevo coronavirus (Covid-19) podría llevar al límite de un posible aplazamiento del evento.
Antes de que el virus hiciera su aparición, los problemas de Tokio-2020 eran de tipo presupuestario o de investigaciones de corrupción, aunque los organizadores recibían felicitaciones a menudo.
Este ha sido el camino que puede llevar al primer aplazamiento de la historia de unos Juegos Olímpicos:
Con el anuncio el 8 de septiembre de 2013 de la atribución de los Juegos de 2020 a Tokio, presentadores de televisión derramaron lágrimas de alegría en antena y todo el país festejó la decisión.
Pero esta explosión de júbilo dejó paso pronto a la emoción por el recuerdo de las miles de víctimas del terremoto y del tsunami que golpearon buena parte del archipiélago en marzo de 2011.
El gobierno del país rebautizó el evento como "los Juegos de la reconstrucción".