sábado, 21 de marzo de 2020

Los aficionados al kickboxing llegaron de toda Tailandia para asistir a un importante duelo de muay thai en el estadio techado Lumpini en Bangkok el 6 de marzo. Decenas de los espectadores regresaron a su casa sin saber que ya portaban el coronavirus.
Los asistentes encabezaron un incremento inevitable en las infecciones este mes, ante lo cual el gobierno se vio obligado a abandonar su postura laxa para combatir la enfermedad COVID-19, que no logró inspirar la confianza del público.
Hasta el viernes, los casos confirmados de personas que asistieron a los tres estadios de boxeo en Bangkok sumaban 72, más de una quinta parte del total nacional de 322. Un actor, un general de división, un político, un entrenador de boxeo y gran cantidad de aficionados están entre los contagios de coronavirus luego del evento del 6 de marzo.
Se teme que cientos de eventos de ese tipo en todos los rincones del país pudieran convertirse en bombas de tiempo virales. Las autoridades de salud se toman la amenaza en serio.