miércoles, 5 de febrero de 2020

Cangrejeros de Santurce, nacidos en 1939 en el barrio del mismo nombre de la capital puertorriqueña, con 16 coronas nacionales y cinco del Caribe, es uno de los equipos más populares de la Isla del Encanto, pero esta noche tendrá de su lado a los fanáticos rivales históricos de Indios de Mayagüez, Criollos de Caguas y millones de boricuas apoyándole. El rival de la noche también sabe que en Quisqueya hoy hay más de 10 millones que “to’ son Toros”.
Para puertorriqueños y dominicanos la Serie del Caribe 2020 se podrá recordar por el resultado del partido de esta noche, siempre y cuando no se enfrenten en la segunda fase, que dispararía la tensión al máximo.
Las 19,120 entradas disponibles para el Hiram Bithorn se agotaron 60 horas antes, muestra de lo viva que se mantiene una rivalidad de medio siglo, principalmente en los dos deportes más populares en ambos países.
Lino Rivera, dirigente boricua del conjunto dominicano, cree que la fanaticada duartiana será mayor en el parque, aunque ya adelantó que tendrá sentimientos muy encontrados.
Los equipos dominicanos se han coronado en cuatro ocasiones en suelo boricua, la más reciente en 2007 cuando las Águilas Cibaeñas de Félix Fermín quedaron delante de los Gigantes de Carolina que dirigía Rivera. Pero el juego final, ya con el torneo definido, fue un triunfo 1-0 para los boricuas, que lo celebraron como si hubiesen ganado el torneo.